La producción

Los productores y todos los profesionales del sector trabajan cada día para que los consumidores disfruten de huevos de calidad, frescos y seguros, procedentes de granjas que aplican el Modelo Europeo de Producción.

Las granjas comerciales de producción de huevos de Castilla –  La Mancha responden a estrictas normativas de seguridad alimentaria, sanidad animal, trazabilidad, y bienestar animal, así como a especificaciones de calidad del mercado.

La actividad del sector del huevo está sujeta a un conjunto de normas regulatorias, en su mayoría elaboradas en el marco de la Unión Europea y que conforman el denominado Modelo Europeo de Producción (MEP). Éste se basa en promoverla sostenibilidad de la producción agroalimentaria, la protección del medio ambiente, del bienestar y la sanidad animal, conseguir los mayores estándares de seguridad alimentaria y atender las demandas del consumidor.

Los avicultores castellano-manchegos están  comprometidos con este Modelo.