El sector

Según el Informe “Indicadores económicos del sector avícola de puesta”, publicado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente con las cifras del sector en 2014, España produjo 734 miles de toneladas de huevos de consumo (972 millones de docenas), un 1% menos  que el año anterior. La facturación total alcanzó los 783 millones de euros (10% menos que en 2013) y su autoabastecimiento alcanza el 123%. Los huevos representan el 4,9% de la facturación del sector ganadero y el 1,8% del sector agrario.

El precio medio de la docena de huevos frescos españoles en origen fue de 0,77 €/docena, frente a los 0,73 €/docena del año anterior (un 6% mayor). Sin embargo, el precio de venta al público bajó de los 1,54 €/docena de 2013 a los 1,48€/docena de 2014 (un 3,6% menos).

Las regiones con mayor censo de ponedoras son Castilla-La Mancha (con el 26% de la producción española), seguida de Castilla-León (17%), Aragón (12%), Cataluña (8%), Valencia (8%) y Andalucía (7%).

El sistema de producción mayoritario en España sigue siendo la jaula acondicionada, aunque crece el número de granjas que producen en otros sistemas. Según los datos del MAGRAMA, el 92% de las ponedoras están alojadas en jaula, pero solo el 50% de las granjas produce en este sistema.

Las granjas españolas de producción en jaula tienen un tamaño medio de unas 70.000 aves. Las granjas sin jaulas son mucho más pequeñas (5.500 aves de media) y constituyen un sector complementario muy dinámico, que alberga un 8% del censo de ponedoras, un porcentaje muy inferior a la media de la UE, por lo que se prevé que cada vez tengan más cuota de mercado.

Los huevos consumidos en el mercado interior se destinan en un 62% a hogares, como huevos frescos; se transforman en ovoproductos un 15% y, el resto, son huevos en cáscara para  restauración, instituciones y comedores colectivos (23%).